«

»

ene 22

Ventajas y desventajas de hacer una mudanza tú mismo

Cuando llega el momento de mudarte a un nuevo hogar, ya sea porque vence el contrato de alquiler, porque vendes la casa o por cualquier otro motivo, te tendrás que enfrentar a una importante decisión: utilizar los servicios de una compañía de mudanzas profesional o decidirte a realizar la tarea por ti mismo. Es realmente muy importante analizar las ventajas y desventajas tanto de mudarte por ti mismo como de utilizar una compañía profesional y asegurarte que tu decisión realmente será la mejor para ti.

Si eres una persona joven, un estudiante, un profesional que comienza en su carrera, o si en este momento de tu vida simplemente no cuentas con presupuesto (o estás ahorrando para algo importante) mudarte por ti mismo puede parecer la opción más obvia dado que la mayoría de las empresas de mudanzas cobran bastante dinero porque el trabajo que realizan, ya que una mudanza puede llegar a ser muy delicada y pueden tener problemas si no lo hacen de manera realmente cuidadosa y profesional.

Es de vital importancia que entre los puntos que analices tengas en cuenta la distancia entre los puntos de origen y destino y el tipo y cantidad de muebles grandes y posesiones que tienes que mudar. Optar por mudarte tú mismo te permite tener tus propios tiempos, hace que el proceso sea mucho más manejable y relajado dado que no se te exige que estés en un lugar específico en un momento específico del día. Esto te permite mudarte a tu propio ritmo y por lo tanto es menos estresante. Si quieres mudarte tarde por la noche, una vez terminados tus estudios o tu trabajo, puedes hacerlo. Lo mismo sucede si quieres mudarte muy temprano, tú eliges.

Por supuesto que mudarte por ti mismo no significa que lo hagas absolutamente solo. A menos que seas un estudiante en otra ciudad que aún no ha conocido a nadie y está lejos de casa, es muy difícil que no tengas al menos una persona que te ayude a mover las cosas (aunque al menos sean las pesadas). La familia o los amigos cercanos a menudo son de vital importancia en situaciones como éstas, echando una mano para hacer las tareas más pesadas y para lograr una mudanza segura y completa sin problemas de por medio.

Si optas por mudarte por ti mismo es esencial que compres materiales de embalaje de excelente calidad, como por ejemplo cajas para mudanzas, envoltorios de burbuja y cinta de embalar. Es una buena idea que hagas una lista de qué es lo que necesitas embalar para que puedas comprar todas las cajas de cartón y otros materiales que puedas llegar a necesitar de una sola pasada en lugar de tener que ir varias veces a la tienda o hacer varios pedidos online.

Invierte en cajas de cartón para mudanzas de varios tamaños, esto te ayudará a embalar apropiadamente. ratioform tiene una amplia variedad de posibilidades y además de un envío rápido. Los elementos pesados tales como libros deben ser empacados en cajas especialmente fuertes, con paredes dobles que están diseñadas para mover elementos pesados. La idea de hacer menos viajes hasta el vehículo o furgoneta donde lleves tus cosas puede llegar a tentarte para que sobrecargues las cajas, pero trata de mantener el peso en mente para prevenir esforzarse demasiado cargando y descargando las cajas.

¡Suerte con tu mudanza!

¡Si te ha gustado este artículo no olvides compartirlo en tus redes sociales!

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *