«

»

oct 08

Carretillas, tipos, consejos de uso y recomendaciones

Carretillas, tipos, consejos de uso y recomendacionesTodo almacén debe tener agilidad en las entradas y las salidas, es decir, una rápida rotación, esto depende de muchos factores; uno de ellos es el sistema de transporte, que se consigue con las carretillas y transpaletas adecuadas y bien utilizadas. Una pequeña guía nos ayudará a elegir los que necesitamos; también algunos consejos para su uso eficaz.

Tipos de carretillas y carros

  • Carro plegable: es muy cómodo de maniobrar, pudiéndose fletar fácilmente en cualquier vehículo. Es una solución muy práctica para transportar objetos de menos de 20 kg; tiene superficie antideslizante, ruedas sin ruido y protección perimetral con esquinas amortiguadas y laterales protectores. El de aluminio es más ligero, fácil de almacenar y requiere poco espacio, por lo que es ideal para transportar bolsas de herramientas, cajas, cartones, materiales de presentación, piezas de repuesto, cajas de botellas, etc. Lleva cinta elástica de sujeción para fijar la carga con toda seguridad. Existen otros modelos parecidos, como este, de más altura, pero no es plegable, o el de usar con una sola mano. Depende de las necesidades que tengamos.
  • Carro elevador con mesa: tiene un uso versátil, tanto para almacén, taller y producción. Su comodidad está en la elevación de las mercancías mediante pedal neumático y reducción gradual mediante asa manual, además de ajustar la altura para proteger la espalda y la posición; tiene bloqueo de ruedas.

	Carretilla elevador con mesa

  • Carro con mesa: de calidad industrial, tiene 2 ó 3 niveles de carga y está indicado para el almacenamiento versátil en el puesto de trabajo, con posibilidad de bandejas adicionales, además de que los productos se pueden coger fácilmente en cualquier momento.
  • Carretilla de mano: parecida a los anteriores, también es para el transporte sencillo de artículos sueltos, de varias piezas o, especialmente para el transporte de mercancías por escaleras, ya que tiene la pala más corta.
  • Carro para palets: es un carro básico, muy usado en los almacenes, porque es resistente, perfecto para el transporte de palets y contenedores. Contienen cuatro esquinas con argollas y bastidor con barra transversales para fijar mercancías y palets con seguridad.
  • Carro pequeño con paredes: para transportar productos poco manejables o conjuntos de objetos poco manejables o redondos. Para ello tiene superficie de plástico antideslizante y rejillas de acero.
  • Carro con paredes laterales.  Un modelo más grande es este, que consta de paredes laterales de rejilla y pared trasera atornillada, que facilita el transporte sin riesgos de desprendimiento de cargas hasta 500 kg. Al resistir temperaturas de entre -20 °C a +70 °C, es apto para uso en interior y exterior. Hay modelos más ligeros, indicados para cargas de máximo 50 kg.

Modelos de carretillas más ligeras

  • Transpaleta manual: fabricada en acero, resistente a la torsión y con estructura monocasco muy robusta, es de alto rendimiento y muy duradera; perfecta para un uso continuo. Tiene la ventaja de tener poco radio de giro y regulación óptima de descenso de altura, además de existir varios modelos. Su función Quicklift de elevación rápida con cargas de hasta 100 kg facilita uso accionándola solo dos veces para que el palet quede elevado del suelo.
  • Transpaletas con balanza: este modelo tiene la función de balanza integrada, es decir, determinación precisa del peso de las mercancías sin necesidad de cambio de posición ni de traspasar la carga. Su batería da para 80-150 horas según uso.

Bienvenidas las recomendaciones

Muchos de los accidentes en los almacenes vienen por usar un tipo de carretilla inadecuado, el mal estado de esta o la realización de modo improcedente de la carga y descarga; para ello,  los técnicos se encargan de informar a los trabajadores de la prevención de riesgos laborales. En cualquier caso, nos vendrá bien saber que:

  • Hemos de usar calzado de seguridad y guantes para el manejo de los materiales.
  • En las carretillas no debe permitirse llevar personas.
  • Debemos cargar la carretilla de modo que el material no quite visibilidad y, por supuesto, que no se deslice ni ruede hacia fuera.
  • No hay que sobrecargar las carretillas, usándolas para cada peso. Si la carga es muy pesada y difícil de llevar, es mejor pedir ayuda.
  • Cuando se deja una carretilla parada, aunque sea por muy poco tiempo, conviene aparcarla en un lugar seguro y apartada del pasillo. Nunca se debe utilizar una carretilla averiada, sino revisar antes de usarla.
  • Al aproximarse a las zonas peligrosas, como puertas de montacargas, fosos, pendientes, túneles o vías, es mejor ir despacio. Igualmente, poner mucha atención al doblar una esquina sin visibilidad y no correr, especialmente en zonas menos iluminadas; en este caso, avisar antes de pasar.

Para acabar, no olvidemos realizar un mantenimiento preventivo del equipo, la maquinaria y las herramientas, así evitaremos problemas mayores e inactividad. Una vez más, la facilidad y satisfacción del trabajo depende, cómo no, de la organización y puesta a punto de todos los recursos.

¡Si te ha gustado este artículo no olvides compartirlo en tus redes sociales!

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *