«

»

ene 24

Cajas de madera para un transporte seguro

Cajas de madera para un transporte seguroQuienes estamos en el sector del embalaje y el transporte sabemos que no usamos siempre cajas de cartón, especialmente, en el caso de objetos grandes, de mucho peso o en transporte de largo recorrido. Se necesita otro tipo de contenedor más resistente: las cajas de madera o de contrachapado, que son muy apropiadas por su seguridad.

Seguridad y garantía

Las cajas y contenedores de madera son perfectos para hacer un transporte en el que el producto no sufra cambios de temperatura, humedad o golpes fuertes. Por su composición en contrachapado o madera, ofrecen máxima protección a los productos durante el transporte y ya sea terrestre, marítimo o aéreo.

Para garantizar esto, es importante asegurarse que, además de estar fabricadas con los materiales adecuados y tener perfiles de sujeción, cumplan con las normativas IPPC; estas certifican que las cajas están tratadas y esterilizadas, lo que evita la contaminación por organismos nocivos.

Hay cajas estándar, fabricadas en contrachapado de abedul de 6 mm, siendo el modelo más utilizado en la mayoría de los embalajes, hasta 3000 kg., o cajas fabricadas en madera casi maciza, más costosas pero mucho más compactas; estas son menos frecuentes, aunque necesarias para envíos con riesgo, ya sea por el peso, la fragilidad del contenido, la vía de transporte, etc. Por supuesto, son más costosas, pero que llegue inalterable un producto costoso lo requiere y compensa económicamente

Tipos de cajas de madera  

Veamos que modelos existen y cuáles son sus usos propios:

  • Caja de madera plegable; realizada en contrachapado de abedul con bordes de acero galvanizado con 6 mm de grosor y sistema de cierre rápido, es la más recomendada, tanto para maquinaria, mercancías peligrosas como exportación. Su capacidad es hasta 1 m³. Al existir varios medidas, puede elegir la que más le convenga.
  • Caja de madera contrachapada impermeable; este caja, también plegable, está fabricada con un encolado especial que resiste la humedad y repele el agua, lo que la hace ideal para climas húmedos y transporte por mar. Además, su grosor es mayor, 9 mm, y está asegurada igualmente en los cantos con perfiles de acero. Resulta muy estable y muy práctica, ya que se puede mover por los 4 laterales.
  • Caja con patines. Perfecta para evitar esfuerzos, ya que las plataformas facilitan enormemente su movimiento. Su cierre es mediante lengüetas incorporadas y su montaje es tan rápido que se hace en menos de 3 minutos, al no contener clavos ni herrajes. Existe un modelo parecido, algo más económico, apto para cargas de hasta 1.000 kg o volúmenes hasta 1 m³ y apilable hasta 4.000 kg sin refuerzos adicionales.
  • Igualmente de asequibles, indicadas para empresas que no requieren una alta inversión en el transporte de sus paquetes, son las cajas de madera plywood, más ligeras, igualmente estables, pero con menor resistencia; fabricadas también en madera contrachapada, con perfiles de chapa de acero galvanizado y cierre con clavos, soportan hasta 1.000 kg de carga o un volumen de hasta 1 m³.
  • Cajas para mercancías peligrosas. Las Mercancías Peligrosas son artículos o sustancias que durante el transporte pueden constituir un riesgo importante para la salud, la seguridad o la propiedad; tanto es así que requieren contenedores preparados, con materiales y refuerzos que eviten cualquier accidente.  Las cajas de madera deben ser resistentes, estables y herméticas y cumplir con los estándares IPPC (ISPM15) para la exportación a todo el mundo.

•	Cajas para mercancías peligrosas

La madera contrachapada tiene la ventaja de ser más ligera, pesando un 30% menos que los embalajes de madera tradicional, además de facilitar la ergonomía de los operarios. Su sistema de cierre incorporado, sin clavos, aporta seguridad en el puesto de trabajo, y, cómo no, ahorro en los tiempos y costes de embalado. Siendo reutilizables, se pueden abrir y cerrar varias veces, y abaratar sensiblemente los costes de embalaje; al suministrarse plegadas las cajas se ahorra un 80% de espacio, y ser apilables, se reducen los costes de transporte y se facilita el almacenamiento.

Finalmente, todas las cajas cumplen la normativa fitosanitaria internacional por lo que pueden usarse para exportar a cualquier parte del mundo.

¡Si te ha gustado este artículo no olvides compartirlo en tus redes sociales!

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *