«

»

feb 16

Protege tus mercancías con rellenos y acolchados

Relleno y acolchadoSiempre que hacemos un envío nos preocupamos por la protección exterior; el grosor y tamaño de las cajas, los materiales de los que están hechos, la calidad de los diferentes tipos de precintados… pero hay algo tan importante como todo esto y en lo que no solemos prestar mucha atención, y es el relleno o acolchado que podemos utilizar para proteger con más seguridad todo lo que enviamos.

Existen muchos tipos diferentes entre los que se pueden escoger y que nos ayudarán a conseguir que todos nuestros envíos lleguen a su destino sin ningún desperfecto. Lógicamente, si lo que precisamos no es un envío sino proteger todas nuestras cosas con seguridad, ya sea en una mudanza o en el almacenaje prolongado, por ejemplo.

No se trata sólo de enviar o guardar nuestras cosas o mercancías, sino de asegurarnos de que resistirán sin problemas el paso del tiempo o que, en el caso de los envíos, llegarán a su destino sin problemas, dejando satisfechos y fidelizando a nuestros clientes.

A continuación, vamos a mencionar los tres tipos de rellenos y acolchados más utilizados, aunque existen muchísimos más tipos y variedades por los que podríamos decantarnos.

Rellenos y acolchados

Lo más conocido por todo el mundo en la actualidad son los típicos papel burbuja. El papel burbuja es una hoja de polietileno de baja densidad hecho con pequeñas burbujas de aire, esas tan conocidas por todos y con las que, seguramente, todos nos hemos entretenido durante mucho tiempo explotándolas con emoción. Pero además de ayudar a aliviar el estrés, sirven para muchas otras cosas productivas, ya que están pensadas para envolver objetos delicados o susceptibles a quebrarse o malograrse. Se fabrican en diferentes medidas y grosores, lo que nos ayudará a decidir cuál es la que mejor se adapta a nuestras necesidades.

Papel burbuja

Otro de los materiales más utilizados es el papel Kraft, o como se conoce más comúnmente papel de estraza. Es grueso y de color marrón, por defecto, aunque también puede encontrarse en otros colores después de tratarlo. Este papel está hecho de pulpa de madera. La fibra de madera de las coníferas se mezcla con sosa caustica para producir la pulpa con la que se fabrica, por lo que tiene una gran resistencia al desgarro y la tracción, de ahí que tradicionalmente se haya usado siempre en la fabricación de productos para el comercio y como bolsas para la comercialización. Pero además, gracias a su gran resistencia, también puede emplearse para empaquetar material destinado a esterilizar por medio del calor húmedo, como por ejemplo, calentar las palomitas de maíz en el microondas, como envoltura para sacos para la construcción, paquetes o para la fabricación de embalajes.

Embalaje perfecto en dos pasos: resultado 10Papel kraft

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los sacos de cámara de aire también se han convertido, en los últimos tiempos, en una elección muy común por parte de los consumidores. Normalmente se usan para darle más protección a objetos de gran valor o muy frágiles, ya que al ser más grande la bolsa de aire que las burbujas, facilitan una protección superior.

Sacos de camara de aire

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *