«

»

may 11

La mejor protección para un buen embalaje

Papel de burbujasSiempre hablamos de las mudanzas, el embalaje, los envíos… Cuando nos preparamos para enviar nuestros productos o para guardarlos por largas temporadas, nos preocupamos de que las cajas y el envoltorio, sea resistente, adecuado para lo que queremos, seguro y de buena calidad. Pero hay muchos otros aspectos que, sin duda, no podemos olvidar. Y es que, además de la caja o el precinto que usemos, las tarjetas adhesivas que pongamos o el cierre que utilicemos, debemos asegurarnos de que el interior está bien protegido porque, un mal golpe, por ejemplo, nuestro producto podría resultar dañado.

La protección interior

Existen diversos métodos que nos ayudarán y facilitarán la tarea de proteger el interior de nuestras cajas. En primer lugar y, lo más conocido por todo el mundo son los típicos papel burbuja. El papel de burbujas es una hoja de polietileno de baja densidad hecho con pequeñas burbujas de aire, esas tan conocidas por todos y con las que nos hemos entretenido durante mucho tiempo petándolas una a una. Se fabrican en diferentes medidas y grosores, lo que nos ayudará a decidir cuál es la que mejor se adapta a nuestras necesidades.

Otro de los materiales más utilizados es el papel Kraft, o como se conoce más comúnmente papel de estraza. Es grueso y normalmente de color marrón, pero una vez tratado podemos encontrarlo en muchos otros colores. Este papel está hecho de pulpa de madera. La fibra de madera de las coníferas se mezcla con sosa caustica para producir la pulpa con la que se fabrica, por lo que tiene una gran resistencia al desgarro y la tracción. Pero, además, gracias a su gran resistencia, también puede emplearse para empaquetar material destinado a esterilizar por medio del calor húmedo y para, por ejemplo, calentar las palomitas de maíz en el microondas.

Papel Kraft

Cuando hablamos de la protección del interior de nuestras cajas no podemos olvidar la opción de los sacos de cámara de aire también, que se ha convertido en los últimos tiempos en una elección muy común por parte de los consumidores, gracias a su bajo coste y a su gran efectividad.  Normalmente se usan para darle más protección a objetos de gran valor o muy frágiles, ya que al ser más grande la bolsa de aire que las burbujas, facilitan una protección superior.

Sacos de camara de aire

Otra opción muy utilizada son los recortes para la protección de los cantos. Se usa para proteger los bordes, normalmente de grandes productos, como electrodomésticos, armarios, muebles… Otro elemento para la protección que no hay que olvidar, si lo que necesitamos es proteger productos realmente frágiles, son las cantoneras de espuma. Sin duda, una gran elección para conseguir que, por ejemplo, los espejos, llegue de una sola pieza a su destino final.

cantonera-carton-Economy

O las almohadillas de espuma, o de espuma adhesiva, que cubren con la máxima seguridad todos los huecos que hayan quedado en el interior, para evitar que se muevan y puedan sufrir desperfectos. Estas almohadillas pueden ser cuadradas o redondas, lo que sin lugar a duda aporta una mayor y mejor protección, puesto que podemos escoger las que mejor cubran los huecos que nos han quedado en el interior.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *