«

»

jul 05

Lo imprescindible para realizar un corte profesional es un buen Cutter

CutterEn toda casa, empresa u oficina, independientemente del país o la zona dónde esté, se puede encontrar en su caja de herramientas, por grande, profesional, pequeña, sencilla o básica que sea, un cutter con el que facilitar cualquier tarea que necesite cortar con precisión cualquier material.

Ya sea para llevar a cabo manualidades, tareas de bricolaje doméstico o trabajos profesionales, contar con un buen cutter es, sin lugar a dudas, imprescindible. Y es que el cutter, casi como las navajas multiusos, nos pueden servir para un sinfín de cosas, desde cortar plásticos, cartones, cajas de cartón, embalajes, cuerdas… o hasta usos más profesionales como el corte de alfombras, cueros, metales…

Diferentes opciones

Como en todo, es fundamental escoger un cutter de calidad. Hoy en día en cualquier bazar o supermercado podemos encontrarlos, pero el riesgo de adquirirlo en este tipo de establecimientos es elevado, ya que si no cuentan con un mínimo de calidad podemos cortarnos  y, no hay que olvidar, que sus navajas son muy afiladas y pueden hacer mucho daño si no se les da un uso correcto o no se encuentra en perfectas condiciones. Por eso, antes de comprar un cutter hay que tener en cuenta varios factores, pero lo más importante de todo es escoger un mango bueno, de calidad y resistente que nos facilite el uso y nos proteja de posibles cortes.  Principalmente hay que saber para qué lo vamos a usar. Si lo que queremos es utilizarlo para trabajos manuales caseros, los cutter retráctiles son una muy buena opción, así como si lo necesitamos para hacer pequeñas tareas domésticas. Sin duda, el cutter retráctil fue una gran invención que revolucionó el sector, puesto que aunque sus cuchillas siguen siendo de gran calidad y muy afiladas, presionando un botón pueden guardarse en el interior del mango y así evitar posibles daños por descuido. Al dejar de presionar el botón, las cuchillas se guardan en el interior del mango y la seguridad aumenta evitando así los daños accidentales. También existe la posibilidad de poder regularlos en diferentes posiciones según el tamaño del material que queramos cortar.

Cutter

Si lo que necesitamos es un cutter para un uso más profesional, existen los de posición fija, que cuentan con un mango mucho más ancho y fuerte donde pueden alojarse diferentes tipos de cuchillas según el material a cortar. Éstos suelen usarse para cortar materiales más resistentes. El inconveniente de este tipo de cutters es que la navaja siempre está en la misma posición, al descubierto, por lo que puede resultar más peligroso su uso. Por lo que no es muy recomendable tenerlo en cualquier hogar para uso doméstico y mucho menos si hay la posibilidad de que los niños puedan tocarlos.

Cutter

Tipos de cuchillas

Como hemos dicho, según el material que se quiera cortar se utilizará un tipo de cuchillas u otro, según lo que más nos convenga.

Los tipos que se pueden adquirir son:

  • Las cuchillas de metal, que son muy delgadas y finas y cortan con gran facilidad y además pueden hasta doblarse un poco sin llegar a romperse.
  • Las cuchillas fraccionables, que también son de metal pero cuentan con la ventaja de que cuando un trozo se ha desgastado por el uso puede romperse y seguir con el resto sin necesidad de cambiarla por entero.
  • Las cuchillas de cerámica, de uso más profesional, que cuentan con una protección extra por si entran en contacto con la piel. Este último tipo es más costoso, pero tiene una mayor resistencia y aporta una gran seguridad.

 


 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *