«

»

sep 03

Volviendo la mirada al pasado: el palet

Comprar palets: factores a tener en cuentaPor todo el mundo es bien conocido el palet, un elemento de madera creado y comúnmente utilizado para el embalaje y el almacenaje pero que, curiosamente, en los últimos años está sirviendo para muchas más cosas de las pensadas. Desde improvisados muebles, rústicas jardineras o hasta curiosos somieres… Sin lugar a duda, la imaginación de la sociedad actual es muy creativa, y añadiendo además la gran concienciación por el reciclaje, los resultados son tremendamente sorprendentes y motivadores.

¿Cuál es el verdadero origen del palet?

Como ya hemos comentado en otros post, casi todos los avances llevados a cabo en el ámbito de la logística tienen su curioso origen relacionado con el mundo militar, y es que las guerras y la desesperación y la idea de llegar a ser siempre el primero, originan siempre ideas brillantes y que, además, casi todas suelen mantenerse perpetuamente en el tiempo, al menos hasta que surge un avance mejor basado en esa idea original.

Como ya sabemos, un palet es una plataforma creada para almacenar, transportar o distribuir cualquier tipo de mercancías de forma ordenada y fácil para los operarios que las manipulan. Aunque posteriormente se han creado palets de otros materiales, como el plástico, por ejemplo, la forma original es la madera. Los palets se cargan con los productos y, posteriormente, con ayuda de grúas o carretillas se trasladan al lugar deseado.

Palet de plastico

Como hemos dicho, su origen data del 1925 en el ámbito militar, ya que se necesitaba poder acumular más materiales para enviar a los soldados y no tenían suficiente espacio y, además, la carga y descarga de las mercancías suponía muchas horas y mucho personal y, con la llegada de los palets, consiguieron aligerar mucho todo esto. Era de vital importancia poder abastecer al ejército con la mayor eficacia y el menor tiempo posible, lo que sin duda resultaba ser un punto decisivo para poder ganar la guerra.

Evidentemente, con los años fueron descubriéndose mejoras en la logística que le daban aún más valor a los palets, como es el caso, por ejemplo, de la aparición del montecargas, que permitió reducir los costes y aumentar la velocidad de carga y descarga, así como el poder adquirir más mercancías en una sola vez. Además, al poder apilar los productos gracias a los palets, se pudieron abaratar costes de las instalaciones.

Palet de madera aglomerada

Tipos de palets

Existen, evidentemente, muchos y diversos tipos de palets. La decisión por unos o por otros va en función, primero de las medidas que se necesitan, el tipo de material, y las calidades. En la actualidad, los más utilizados son los denominados palets europeos, que miden 1200x800mm y los americanos, que miden 1200x1000mm. Entre uno y el otro existen otras medidas estandarizadas o incluso se pueden hacer a medida, por lo que antes de decidirse por uno u otro tipo de palets hay que tener muy claro para qué se quiere, qué uso se le va a dar y el espacio del que disponemos.

¿Madera, plástico o metal?

Estos son los tres materiales en los que se pueden encontrar los palets, como en todo, la decisión por uno u otro material dependerá, básicamente, de la función final que le vayamos a dar. Como en todo, cada material tiene sus ventajas y desventajas sin duda necesarias de conocer antes de realizar la compra. Estas ventajas pueden ser, por ejemplo, el bajo precio de los de madera frente a los de metal, la higiene de los de metal frente a los de madera, el reciclaje de los de madera frente a los de plástico… Sin lugar a dudas, muchas opciones que, próximamente, explicaremos en otro post.

 

 

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *