«

»

oct 18

Los distintos sobres de papel y su historia

La importancia de un buen sobre de papel, si, todavíaCon la llegada de internet, el envío de las cartas postales se ha reducido considerablemente. El acceso a la conexión online ha dejado un paso atrás la comunicación escrita por los medios tradicionales, a puño y letra, con papel, sello y sobre, pero, aun así, este sistema de comunicación sigue existiendo. Cierto es que, en los últimos tiempos, se ha reducido más al envío de documentos importantes, paquetes y demás, pero nadie puede negar que, durante décadas, fue el mejor invento para la comunicación humana.

Como hemos dicho, las cartas tuvieron un papel muy importante y, como no podía ser menos, los sobres en los que iban introducidas se hicieron imprescindibles para poder enviar todo tipo de cartas, desde amor hasta altos secretos confidenciales.

Un poco de historia

Poca gente conoce la historia de los sobres y, por lo tanto, casi nadie es consciente de que, para conocerla, hay que remontarse alrededor de unos 4000 años para encontrar el que se cree que fue el primer sobre hecho, nada más y nada menos, que de barro. Los babilonios en aquella época cubrían con lodo cocido todos los mensajes que enviaban y, de esa manera, las cartas oficiales eran inviolables y la información se transportaba con total seguridad.

Este tipo de sobres eran, básicamente, unos jarrones hechos con tierra mojada, por lo que en el caso de que alguien intentara abrirlo, quedaba constancia de que la información dejaba de ser confidencial. Lógicamente, con el paso de los años, vieron la necesidad de crear un sistema más práctico, pero igual de seguro, así que crearon otro tipo de sobres hechos con fibras de plantas secas que podían reutilizarse, al menos, una o dos veces más sin necesidad de destruirlos.

Los sobres acolchados y su reciclaje

El paso a los sobres de papel.

En el siglo XVII, en Francia, Antoine De Courtin decidió probar una idea que había tenido al respecto. Por primera vez, colocó una hoja de papel fina y delgada sobre la carta que envió a los reyes de su país, y así poder personalizar su envío escribiendo quién había enviado la carta y quién era el destinatario y, además, mantenía la confidencialidad del interior. Evidentemente, este gran invento tuvo una gran acogida, principalmente por las familias de alta alcurnia, y se expandió por todo el continente europeo con gran rapidez.

Poco a poco, con el pasar de los años, este nuevo sistema fue mejorándose gradualmente, hasta convertirse, el sobre de papel, en un gran abanico de posibilidades entre las que poder escoger.

Sobres postales

Tipos de sobres

En la actualidad existen una gran cantidad de sobres diferentes: los sobres blancos, los sobres de colores, los sobres reciclados, los grandes, medianos, pequeños, de diferentes tipos de papel, de Kraft o los especiales, acolchados, isotérmicos… realmente podemos encontrar cualquier tipo de sobre que necesitemos según nuestras necesidades.

Podemos escoger el tipo de sobre según las dimensiones de los documentos que queramos introducir en su interior, o podemos escoger entre los sobres de tamaño oficio, carta, extra oficio o folio. O incluso los semicuadrados, cuyas medidas son las mismas por todos los lados, o los rectangulares, que son más anchos de base y más cortos de altura.

También podemos escoger el tipo de sobre que queremos, o necesitamos, según su sistema de cierre. Como, por ejemplo, los engomados, o los autoadhesivos, que se sellan al humedecer su solapa o al retirar las tiras protectoras.

También podemos escoger los sobres con ventana, que dejan a la vista un poco del interior, o sin ventana.

Los más conocidos y utilizados son los sobres de papel blanco, utilizados para las cosas más cotidianas como el envío de felicitaciones, invitaciones… y los sobres kraft, fabricados con papel color marrón. Este tipo es más grueso y más resistente, por lo que suele ser el preferido por los usuarios a la hora de enviar documentos de mayor relevancia.

Sobres burbuja baratos Economy

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *