Tipos de contenedores de transporte y cuál utilizar según necesidad

A la hora de hacer envíos, es fundamental considerar diferentes aspectos, que van desde los puntos a tener en cuenta en aduanas en un envío internacional, hasta el propio embalaje que necesitaremos según de qué se trate. Como especialistas  en preparación de envíos, queremos hablarte del tipo de contenedores que existen así como el mejor para cada envío.

1.- Contenedores refrigerados

Entre los tipos de contenedores, los refrigerados serán los primeros de los que hablaremos. Se trata de un tipo de contenedor que cuenta con función de temperatura controlada. Disponen de fuente de alimentación que pueden mantener una atmósfera de temperatura y humedad constantes entre -18ºC y 30ºC.

Por esta razón, son ideales para el transporte de productos alimenticios y algunos productos electrónicos que requieren de dicho ambiente. Te recomendamos en este sentido que consultes los mejores embalajes para productos alimenticios.

2.- Contenedores secos

Entre los tipos de contenedores, estos son sin dudas los más conocidos. Podríamos definirlos como contenedores comunes, disponibles en varios tamaños y que no cuentan con refrigeración ni ventilación y que van cerrados herméticamente. Este tipo de contenedores son ideales para el transporte de toda clase de mercancías que requieran de condiciones secas y sin exposición a la luz. Entre ellas están las máquinas, cajas con productos dentro, muebles, etc.

3.- Contenedores cisterna

Este tipo de contenedores se emplea para el transporte de mercancías líquidas. Por lo mismo, no requieren de embalaje. Estas sustancias pueden ser de diversos tipos y, en función de sus características, deben cumplir determinada normativa establecida para ellas. Suelen disponer para ello de un depósito de polietileno y unas dimensiones similares a las de los depósitos estándar o secos.

4.- Tipos de contenedores Big Top

Otro de los tipos de contenedores específicos que existen son los big top; estos son un tipo de contenedores pensados para cargas de gran volumen. Son, por lo tanto, ideales si necesitas de espacios grandes para transportar en una sola pieza. Se emplean también para el transporte de piezas sueltas que puedan sobresalir un poco por la parte superior o bien que hayan sido almacenadas antes por separado. Por ejemplo, desechos metálicos o piezas de vehículos.

Hacen muy accesible su interior precisamente porque cuentan con un techo abatible de lona, por lo que la parte del techo queda abierta para introducir la carga. En algunos casos, es posible incluso que sobresalga la carga por la parte superior previo pago de un suplemento. Por tanto, se trata de un contenedor ideal teniendo en cuenta el tamaño de la carga como criterio fundamental.

5.- Tipos de contenedores Flat Rack

Son similares al modelo anterior, con la diferencia de que, en su caso, son los laterales los que permanecen abiertos. Existen modelos que incluso están abiertos también en la parte delantera y trasera. Son un tipo de contenedor ideal para poder cagar mercancías con formas atípicas que puede ser difícil introducir en contenedores corrientes. Igualmente, son ideales en el caso de tener que transportar una mercancía muy larga.

Esperamos que este artículo te sirva de ayuda para conocer las opciones que tienes disponibles a la hora de transportar mercancías. En nuestro catálogo podrás encontrar todo lo necesario para tus envíos, siempre con la máxima calidad.

Schreibe einen Kommentar

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht. Erforderliche Felder sind mit * markiert.