¿Qué son las bolsas ESD? | Te lo contamos

Las bolsas ESD son una de las alternativas más actuales y más beneficiosas a la hora de transportar cierto tipo de materiales. Es por ello que, desde ratioform y como parte de nuestra vocación por mantenerte informado en todo lo relativo a los embalajes para productos, queremos darte más información sobre ellas.

¿Qué son las bolsas ESD?

Las bolsas ESD reciben su nombre de sus siglas en inglés, que básicamente vendrían a decir que son bolsas contra la descarga electroestática. Esta descarga se da entre dos objetos de forma instantánea y durante un pequeño lapso de tiempo. A pesar de que se trata de una descarga que no es perjudicial para los humanos, sí puede serlo para determinados componentes u aparatos cuando se da a lo largo del tiempo o, en el caso de los más frágiles, cuando ocurre, independientemente de su duración.

De esa manera, y para evitar posibles descargas electroestáticas, se emplean bolsas ESD que están fabricadas con materiales que las mantienen a raya. En efecto, se trata de bolsas fabricadas con polietileno y con aditivos que reducen la generación de dichas descargas estáticas y que, por lo mismo, resisten su efecto a través de la fricción o la inducción.

Usos de las bolsas ESD

Como consecuencia de estas propiedades que hemos mencionado, estas bolsas tienen usos específicos que las hacen idóneas para componentes vulnerables a este tipo de descargas. Nos referimos a componentes electrónicos que se emplean, por ejemplo, en equipos informáticos o de nuevas tecnologías en general.

¿Qué tipos de bolsas ESD existen?

A continuación hablaremos de los principales tipos de bolsas que existen. En el catálogo de ratioform puedes hacerte con ellas.

Bolsas ESD metálicas

Se trata de bolsas generalmente transparentes fabricadas en poliéster y metal que están metalizadas. Con ello, disponen de protección específica para productos que son sensibles a dichas descargas ESD. Lo hacen gracias a que evitan la acumulación de electricidad estática.

Estas bolsas generalmente están fabricadas con multicapas resistentes a las descargas ESD y, entre ellas, hay una metálica que actúa precisamente como barrera con el producto.

Bolsas de polietileno

Otro de los tipos de bolsas ESD que podemos encontrar son las de polietileno. También estas son bolsas disipadoras que consiguen mitigar las cargas  eléctricas de la superficie. Sirven normalmente para proteger componentes vulnerables a dichas descargas, por lo que resultan la forma más efectiva de evitar que se deterioren.

Tipos de bolsa ESD por forma y tamaño

También debemos mencionar que podemos encontrar distintos tipos de bolsas en función de su tamaño y su forma. En efecto, se trata de distintas alternativas que buscan cubrir la necesidad de cualquier envío y componente. De esa manera, podemos encontrar, desde bolsas individuales y de pequeño tamaño para el envío de componentes sueltos, hasta fundas completas ESD que sirven para proteger productos de mayor volumen.

Como siempre, en el catálogo de ratioform podrás encontrar las mejores alternativas al mejor precio. Prueba por ti mismo nuestros precios y toda la profesionalidad de nuestro servicio.

Schreibe einen Kommentar

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht. Erforderliche Felder sind mit * markiert.