Te contamos cómo embalar con plástico de burbujas

 

A la hora de embalar con plástico de burbujas hay una serie de consejos que pueden tenerse en cuenta para mejorar el resultado. Son precisamente esos consejos los que queremos ofrecerte a continuación: de paso, queremos informarte de que en nuestro catálogo podrás encontrar todo lo necesario para hacer tus envíos siempre al mejor precio y con la máxima calidad.

1.- Embalar con plástico de burbujas en contacto con el objeto

En primer lugar, debemos tener en cuenta que para embalar con plástico de burbujas debemos poner este tipo de papel en contacto con el objeto que vayamos a proteger. De esa manera, podremos ofrecer mucha mayor protección contra impactos que pueda sufrir durante su transporte o manipulación.

2.- Gestionar el número de capas en función del producto

Un segundo aspecto que debemos tener en cuenta para embalar con plástico de burbujas es el número de capas. Cuanto más frágil sea el objeto, más capas habrá que aplicar para proteger el producto. De esa manera, harán de amortiguación y cumplirá mucho mejor con su objetivo.

3.- Siempre debe aplicarse el plástico de burbujas de forma individual

No es recomendable que embalemos varios productos dentro de un solo envoltorio de plástico de burbujas. Al contrario, debemos envolver cada uno de los objetos con un trozo de plástico de burbujas si queremos proteger correctamente el envío. De esa manera evitaremos cualquier posible rotura por un impacto entre cada uno de esos objetos.

4.- Es recomendable emplearlo como relleno en objetos cóncavos

Otro de los consejos que siempre deben tenerse en cuenta a la hora de envolver con plástico de burbujas es el de emplearlo también como relleno. Muy especialmente en el caso de los objetos que tengan alguna clase de espacio en su interior (como, por ejemplo, los vasos) para evitar que puedan romperse desde el exterior hacia el interior. Por ello, es un material especialmente indicado para objetos con estas características.

5.- Escoger correctamente el tipo de plástico

Por último, queremos hablar de la importancia que tiene escoger correctamente el plástico de burbujas ideal. Existen fundamentalmente dos tipos y, cada uno de ellos, tiene un uso distinto.

Plástico de burbujas pequeñas

Es el tipo más común y normalmente se emplea para rellenar y proteger objetos. Tienen un diámetro de unos cinco milímetros de alto y diez de diámetro. Puede proteger toda clase de envíos y se adapta muy bien a cualquier forma. Igualmente, puede emplearse como un material de relleno muy efectivo que ayude a preservar la integridad de objetos frágiles.

Plástico de burbujas grandes

Este tipo de plástico tiene un diámetro mayor (normalmente de 25 mm) y también una mayor altura. No es tan común pero es muy efectivo a la hora de proteger productos especialmente frágiles. Se emplea sobre todo en el caso de que se trate de objetos con mucho volumen y muy pesado. En efecto, es el que se emplea normalmente para proteger electrodomésticos, muebles u objetos de piedra o madera. Como tienen mayor volumen y peso, las burbujas de mayor tamaño protegen mejor.

Esperamos que este artículo te sirva de ayuda para proteger mejor tus envíos.

Echa un vistazo a nuestro catálogo y encuentra la mejor oferta.

 

 

 

 

 

Schreibe einen Kommentar

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht. Erforderliche Felder sind mit * markiert.