Ventajas de las bolsas para envasar al vacío

Asegurar la higiene y mantener toda la frescura

Envasar al vacío es una de las técnicas de conservación de alimentos y sustancias más eficaces que se conocen en seguridad alimentaria.

Podemos envasar alimentos crudos o cocinados sin que pierdan sus cualidades y para que duren más tiempo en almacenes y refrigeradores. El sistema de envasado al vacío con bolsas tiene múltiples ventajas, entre otras:

  • Mantiene las características organolépticas de los alimentos: color, sabor, textura, al evitar el contacto directo con el oxígeno.
  • Garantiza la higiene del contenido al aislarlo de contaminantes externos y bacterias dañinas.
  • Permite una mayor duración de los alimentos, alargando su vida útil de manera significativa, sin perder sus nutrientes.
  • Evita la escarcha de los alimentos que son congelados sin un aislamiento hermético adecuado
  • Colabora en el ahorro, al facilitar el almacenaje en porciones más pequeñas de las compras por volumen que conseguimos a un mejor precio.
  • Reduce el desperdicio de alimentos que pueden ser conservados para su posterior utilización.
  • Nos ayuda a una mejor planificación de los stocks en diferentes negocios.

Además, cabe señalar que el envasado en bolsas de vacío, tiene más aplicaciones interesantes, no exclusivas del ámbito de la alimentación, hostelería, o la gastronomía. Podemos utilizar el envasado en bolsas de vacío para proteger material delicado como piezas pequeñas del riesgo de oxidación, los microorganismos o el polvo.

Es el caso del sector de la automoción o la industria farmacéutica. Productos delicados que precisan una protección extra en su transporte, manipulado y almacenaje.

En Ratioform puedes encontrar bolsas para envasar al vacío de gran resistencia, en diferentes tamaños. Ya sabes que puedes consultar con nosotros cualquier duda sobre tus procesos de envasado. Estaremos encantados de poder ayudarte.

Cómo es el proceso de envasar al vacío

Como ya hemos visto, envasar al vacío no es una técnica nueva de conservación.  De hecho, fue desarrollada por la escritora e inventora Amanda Jones a mediados del siglo XIX.

Actualmente, existen muchas máquinas modernas para el envasado al vacío, aunque la diferencia fundamental es si se trata de un envasado doméstico o industrial.

La técnica de vacío es simple, se trata de aislar totalmente el producto del contacto con el aire, creando una película protectora que garantiza el aislamiento. Y las bolsas de vacío constituyen una de las mejores opciones para actuar como ese aislante, por muchos motivos.

Veamos algunas de las ventajas del uso de bolsas de vacío para envasar con garantías:

  • Son embalajes de gran resistencia que garantizan el sellado hermético del interior al estar diseñadas con un contorno específico para ello
  • Su transparencia permite una visibilidad total del producto y con ello una rápida identificación y localización
  • El material aporta una gran flexibilidad que favorece su manipulación garantizando el vacío interior
  • Las bolsas de vacío permiten el almacenaje óptimo, puesto que ocupan solamente el espacio del contenido, adaptándose a su contorno como una segunda piel
  • Puedes encontrar bolsas de diferentes tamaños y capacidades, según tus necesidades de envasado.

No dudes en consultar cualquier duda respecto al proceso de envasado al vacío de tus productos. Seguro que nuestro equipo de atención Ratioform puede asesorarte para encontrar la solución más eficiente para ti.

Schreibe einen Kommentar

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht.