«

»

jun 30

Sobres de todas clases, tamaños y colores

Sobres de todas clases, tamaños y coloresNo, no ha muerto definitivamente como algunos vaticinaban; los sobres están más vivos que nunca y tienen mucho que aportar aún a muchos sectores. Veamos todas sus posibilidades, que son más de las que pensamos.

Un sobre es algo más

Nos dice Wikipedia que el sobre es “una cubierta de papel utilizado para introducir en su interior cartas, tarjetas, billetes y documentos que se entregan en mano o envían por correo”, que “está diseñado para incorporar el franqueo y el destinatario en el anverso y el remitente en el reverso” y que “se adquieren en las papelerías y tiendas de material de oficina, y también se pueden personalizar encargándolos a una imprenta”.

Cierto todo, pero es poca información, porque hoy en día un sobre también es:

  • De otros materiales: cartón, acolchado o transparente, para envíos específicos. Los sobres acolchados con burbujas protegen especialmente documentos delicados y objetos planos (que pueden ser enviados en sobres). Incluso, llevan cierre adhesivo, lo cual resulta muy cómodo, o cierres de latón, que aportan seguridad.
  • Para enviar contenido como: libros y también soportes multimedia (CDs, DVDs, etc)  
  • , ideales para carpetas, libros gruesos, documentos, etc. Su material es cartón y tiene hasta cierre adhesivo opcional.
  • Para contenidos tipo tubo, como planos, etc. Con este formato, el contenido llega en perfecto estado, protegido por un sobre-caja.
  • Sobres planos de gran tamaño, para productos que no pueden ser enrollados, como las láminas de cuadros, calendarios, poster, etc.

Además, los sobres para cartas pueden tener muchos formatos, no solo los clásicos; todo depende del contenido y del tipo de envío. Su gran variedad nos facilita elegir el que mejor se ajuste a nuestras necesidades.

Un sobre es algo más

Sobres postales

Son los que se usan en Correos para envíos postales y cuentan con la variedad que requiere el tipo de envío:

  • Sobres prefranqueados, que no necesitan sello, al llevarlo impreso; su precio también va incluido en el importe del sobre. Son adecuados para correo comercial.
  • Sobre urgente. Lleva la palabra urgente en la parte anterior y tarda menos en llegar que los de envío ordinario; su importe es mayor.
  • Sobre con acuse de recibo: lleva pegado el impreso correspondiente, para marcar que el destinatario lo ha recibido.
  • Sobre de envío por avión: apenas se usa ya. Lleva unas típicas franjas rojas y azules en su contorno.
  • Sobre de correo interno. En él se indica el nombre del remitente y del destinatario, en varias casillas. Este tipo de sobre lo usan para correspondencia en varias veces las empresas y agencias, y por ello lleva un adhesivo débil.
  • Sobre Primer Día. Se trata de un tipo de sobre con sello postal cancelado en su primer día de emisión, por lo cual no puede ser recibido en el segundo.
  • Sobres de Arte Postal. Todos conocemos los sobres decorados artísticamente por creadores; incluso, al ser tan bonitos y originales, algunos los coleccionan. Es típico verlos circulando por los países.

En cuanto a las dimensiones de cada uno, las hay estándar, especialmente los de correo postal, pero los sobres para otros usos como regalos, comerciales, publicidad, etc, están cada vez más diversificados. Veamos algunos ejemplos.

Sobres postales

Sobres regalos

¿Quién no ha fabricado de pequeño un sobre con papel para hacerlo un regalo a su madre o a su amor platónico? Eran otros tiempos; hoy en día los regalos son de otro tipo, y el avance de la imprenta ha hecho que no sea necesario reciclar papel para envolver un regalo.

Tanto es así que, si visitamos una papelería buscando un sobre para envolver un regalo, el dependiente nos sacará más de cinco modelos, con toda seguridad, y nos costará elegir. No digamos nada de las papelerías online, que ofrecen cientos de modelos, cada cual más bonito: de color liso, de rayas, de lunares, de flores… Solo se trata de elegir el que más le guste a la persona destino de nuestro regalo.

De todos modos, siempre están los manitas, que entre idea, tiempo y habilidad, hacen maravillas con el papel usado, las cartulinas o el cartón de las cajas. Una forma más de reciclar de corazón, que no viene mal para el entorno.

También los encontramos online, y hasta gratis, perfecto para quienes busquen ahorrar algún céntimo; en los tiempos que estamos, siempre viene bien economizar.

¡Si te ha gustado este artículo no olvides compartirlo en tus redes sociales!

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *