«

»

ene 09

Una mudanza bien organizada en cajas de cartón

Una mudanza bien organizada en cajas de cartónA nadie le gusta la mudanza por el estrés que provoca, pero si alguna ventaja tiene es que sirve para darnos cuenta de lo que tenemos; no hay más remedio que organizarlo todo para transportarlo. Hacernos con un buen lote de cajas de cartón para mudanza unos días antes nos evitará muchos problemas.

El alquiler de viviendas está en alza debido al descenso de las ventas, lo que conlleva no solo la subida de precios por la demanda, sino también la movilidad.  Se trata de un cambio cultural lento, pero cada vez más consolidado, sobre todo entre los jóvenes.

Elegir las cajas de cartón para mudanza que necesitamos

En Ratioform tenemos solución para todo tipo de embalaje, hasta 2.000 cajas en cartón, madera o plástico; formato grande o pequeño, ligero o pesado,  objetos especiales, delicados o de valor, etc. Nos adaptamos a su mudanza, cualquiera que sea.

Hay formatos específicos para mudanzas, como son las cajas  resistentes, que además de su firmeza, se abren y cierran sin precinto, llevan asas para sujetarlas y son reutilizables; existen modelos de 5 medidas diferentes.

Si no se quiere gastar mucho o los objetos son de poco peso, la opción cajas Economy, es estupenda. Así mismo, un formato muy práctico para ahorrar tiempo es la caja con solapas de cierre, que son muy cómodas de usar. Las cajas armario con 45 perchas y apertura frontal vienen perfectas para transportar ropa, evitando así tener que doblarla y que se arrugue.

Cajas Economy

Los vasos y copas irán seguros en unas cajas específicas, de gran estabilidad, con asas  incorporadas; permiten empaquetar hasta 60 vasos de manera rápida, sin necesidad de relleno de protección.

Algunos consejos útiles

Para organizarse a la hora de hacer una mudanza, lo mejor es seguir los siguientes pasos:

  1. Reunir todo lo que se necesita para empaquetar, haciendo una lista: varias cajas de diferentes tamaños, relleno y plástico de burbujas para envolver las cosas frágiles, papel de periódico para envolver, tijeras, cinta para embalar y  etiquetas.
  2. Disponer de un vehículo de transporte o contratar un camión de mudanzas, especificando en el acuerdo todo lo necesario para asegurar un transporte y una descarga seguros.
  3. Si es posible, empaquetar por separado las cosas básicas: jabón, cepillo de dientes y dentífrico, toallas, ropa cómoda y cualquier otra cosa que se vaya a necesitar en los primeros días antes de desembalarlo todo; estas cajas deben estar en un lugar distinto al de todo lo demás, para no mezclarse con las demás.
  4. Resulta rentable usar ropa vieja de relleno o papel para envolver los objetos frágiles.
  5.  

Para embalar en menos tiempo y con más eficiencia aconsejamos buscar un lugar amplio y abierto para colocar todo lo necesario: las cajas de cartón, el material de relleno, las cintas y las etiquetas. Después:

  • A medida que se va empaquetando cada caja, ir numerándola para una mejor organización. Es muy práctico.
  • Empaquetar sin dejar aire, envolviendo cada objeto individualmente; colocar en el fondo las cosas que pesen mucho y las más ligeras en la parte superior.
  • Embalar las cosas pesadas en cajas pequeñas y llenarlas hasta arriba, ya que se pueden romper.

Una vez empaquetado todo, es mejor poner juntas todas las cosas de un cuarto, para facilitar el trabajo a los de la mudanza, que podrán sí colocar cada caja en el lugar  correspondiente.

También conviene contar las cajas para llevar un registro de todas y saber dónde está cada una; igualmente, cuáles son las más frágiles o las más resistentes. Para acabar, revisar cada cuarto para asegurarnos de que hemos guardado todo.

Siguiendo todas estas recomendaciones será bien posible una mudanza organizada, cómoda y eficiente.

¡Si te ha gustado este artículo no olvides compartirlo en tus redes sociales!

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *