«

»

jun 16

Las socorridas bolsas de papel

Las socorridas bolsas de papelEl uso de las bolsas de papel es cada vez más un hecho confirmado que está basado no solo en argumentos ecológicos (en los que se apoyan muchos gobiernos como el catalán para legislar su uso de aquí al 2020), sino también de comodidad y de estilo. Y es que hay que decir que las bolsas de papel se llevan tanto que Loewe diseñó hace nada el bolso Papelle, inspirado en ellas; una interpretación simpática de un elemento básico. También se atrevió con ello, dentro de una campaña pro-bolsas de papel el modisto cántabro Ángel Schlesser. ¿Será que, en realidad, son un tributo de la moda a la industria papelera…?

Precedentes históricos

El término bolsa viene del termino griego " birsa" que se refería a un recipiente de cuero para guardar semillas. Es uno de los primeros productos con referentes como forma de embalaje y transporte de mercancías, especialmente del sector de los comestibles; el primero es del año 1630, pero no fue hasta la década de 1860 que existieron las primeras máquinas para su confección, patentadas en 1872 por Luther Crowel. Por aquellos años, una trabajadora de una fábrica papelera (Margaret Knight), inventó una nueva parte para la máquina confeccionadora de bolsas de papel que las unía y pegaba de modo automático.

A partir de ahí, la industria de confección de bolsas de papel creció considerablemente y se convirtió en un sector estable hasta la actualidad; hoy en día billones de bolsas son producidos anualmente para la industria del embalaje y del consumo, y las continuas actualizaciones en su fabricación (como métodos de barrera, recubrimientos, cierres, técnicas de impresión, etc.) hacen que su desarrollo sea imparable.

Precedentes historicos

Múltiples posibilidades

La bolsa de papel, al ser sencilla y fácil de elaborar, confeccionada a partir de una materia prima tan manejable, tiene múltiples formas y posibilidades. Puede ser tipo sobre, llevar asas retorcidas, planas, de cordón o troqueladas; con formatos especiales, para regalos navideños, etc.

Además, la buena impresión del papel, combinada con los diferentes sistemas que hay de imprimir (pueden utilizarse hasta seis tintas, así como distintas calidades de papel: kraft blanco o marrón en diversos acabados, blanco satinado, offset mate, papel estucado brillo o mate, etc.), hace que sirva de un modo excelente para publicidad de diversos tipos de establecimientos.

Multiples posibilidades

Uso alimentario

Con el desarrollo en los últimos años de la industria de comida rápida, han ido apareciendo nuevos formatos de bolsas de papel, destinados a usos concretos. Siempre que el papel vaya en contacto directo con el alimento, deben cumplir con los requisitos especificados por la ley, propios del papel apto para el uso alimentario.

Las bolsas de papel son muy prácticas para los establecimientos por sus excelentes cualidades:

  • Se llenan de modo rápido y sencillo.
  • Tienen muy buenas propiedades de protección y de mantenimiento de temperatura.
  • Permiten que el alimento no permanezca con excesiva grasa.
  • Son fácilmente reciclables.

Una segunda vida

Todos sabemos que las bolsas de papel son muy útiles para muchas actividades cotidianas, como envolver los bocadillos del colegio, pero veamos qué otras maneras hay de usarlas:

  • Limpiar espejos. No hay nada mejor que una bolsa de papel; quedan limpios y sin arañazos.
  • Madurar tomates y plátanos más rápidamente: metidos en la bolsa, se enrolla por arriba, atrapando el gas de etileno, que hace que maduren sin estropearse. Para los plátanos, meter a la vez una manzana.
  • Quitar una mancha de cera de velas: poniendo una bolsa de papel sobre la zona afectada y pasando la plancha caliente, la cera se derrite y es absorbida por el papel.
  • Como desodorante de zapatos deportivos: rellenándolos con bolsas de papel arrugadas y dejándolos toda la noche, la bolsa absorberá la humedad y el sudor.
  • Contra las malas hierbas, colocadas antes del compost, en el jardín

Además tienen una utilidad muy especial para envolver regalos, hacer tarjetas y cestas de regalo. También se pueden reutilizar en manualidades para máscaras de disfraces y para muchas cosas más, algunas bastante sorprendentes.

Como vemos, las bolsas de papel son en la sociedad actual un elemento diario imprescindible y con variedad de posibilidades. Saquémosle partido.

¡Si te ha gustado este artículo no olvides compartirlo en tus redes sociales!

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *