«

»

oct 04

La comodidad del día a día; la bolsa de plástico

La comodidad del día a día; la bolsa de plásticoLa bolsa de plástico es algo que, desde los años setenta, forma parte de nuestro día a día. En sus inicios tuvieron una gran acogida entre la población, sobre todo para transportar mercancías, la compra en los supermercados, en las tiendas de ropa o cualquier centro comercial en el que la gente de a pie fuera a adquirir objetos. Al principio eran gratuitas aunque con las últimas leyes aprobadas se han empezado a comercializar simbólicamente por pequeñas cantidades de dinero para fomentar así la reutilización de las mismas. Poco a poco, como con todo, fueron evolucionando y utilizándose para otros menesteres para los que no se habían creado, como para depositar basura, bolsas de congelación, bolsas de decoración o para regalo, e incluso para empaquetar líquidos, por ejemplo. Y, sin duda, han sido desde casi su inicio el mayor portal publicitario para cualquier empresa por su visualización y su bajo coste.

Los materiales para su fabricación son, principalmente, tres; el polietileno (PE), el policloruro de vinilideno (PVCD) y el policloruro de vinilo (PVC). Las resinas de plástico son derivados del petróleo y en su fabricación se pueden agregar plastificantes, colorantes o compuestos de anticondensación.

Tipos, colores, tamaños, calidades,… de la bolsa de plástico

¡Efectivamente! Como no podía ser menos, dentro de las bolsas de plástico, hay un mundo de variedades por descubrir. Cuando escojamos nuestra bolsa, hay una serie de variables a tener en cuenta. Principalmente, la que se ajuste más a nuestras necesidades según el grosor del plástico, que nos ayudará a saber más o menos el peso que podrá aguantar. El tipo de plástico, es también muy importante, sobre todo si lo que queremos es personalizarlas. Para ello, adquiriremos las de polietileno, puesto  que las de polopropileno suelen destacar por su transparencia y brillo, que las hacen ideales para mostrar el contenido de la bolsa. Las medidas que queramos determinarán si escogemos las que tienen el fuelle lateral, que hace aumentar el tamaño y así ofrecer capacidad, o si lo queremos en la parte inferior, creando así una capacidad especial para determinados artículos más voluptuosos.  Y el tipo de asas, o la falta de ellas, es otra de las opciones a tener en cuenta. Podemos encontrar las asas de camiseta, que son las típicas que se utilizan para la compra, las asas de troquel, que suelen usarse para regalo, las asas de lazo, que aportan mayor volumen interior y es utilizada para negocios que quieren dar mayor importancia a la imagen de la marca.

Tipos, colores, tamaños, calidades,… de la bolsa de plástico

 Además de las usadas para transportar la compra, existen las bolsas sin cierre o con autocierre.  Dentro de estos grupos podemos encontrar, por ejemplo, las bolsas de congelación, fabricadas específicamente para soportar bajas temperaturas y capaces de aislar los olores contaminantes del exterior. Evidentemente, existen diferentes tamaños, según los alimentos que queramos introducir en su interior. Aunque las bolsas de plástico para empaquetado en general suelen ser transparentes, también podemos adquirirlas opacas, ideales para regalar.

Así que entre todas las opciones que podemos encontrar, sólo faltará decidirnos por la que más nos guste.

¡Si te ha gustado este artículo no olvides compartirlo en tus redes sociales!

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *