¿Cómo calcular el volumen de tus cajas fácilmente?

Calcular el volumen de las cajas que vas a utilizar para guardar o enviar tus productos, te va a permitir conocer los costes de almacén o las tarifas de transporte que más te convienen. ¡Aplica una sencilla fórmula y saldrás ganando!

Toma medidas y sabrás la capacidad de tu embalaje

Para averiguar el volumen de nuestras cajas, solamente tenemos que tener en cuenta si queremos calcular la capacidad volumétrica interior, o bien el volumen exterior de las mismas. Es un detalle que nos puede ayudar a obtener un resultado más preciso para valorar la capacidad de nuestras cajas.

  1. Tomaremos las medidas correspondientes a las tres longitudes. Las de los dos lados de la base de nuestra caja (llamémosles A y B) y la de su altura (H). Utilizaremos la misma unidad métrica en cada caso, es fundamental este aspecto para un cálculo correcto.  Habitualmente hablamos de mm o cm. Por ejemplo, imaginemos que nuestra caja tiene las siguientes medidas interiores: A=22 cm, B=32 cm y H= 36 cm.
  2. El paso siguiente es tan fácil como aplicar una sencilla operación matemática. Multiplicaremos las tres medidas anteriores (A x B x H) para obtener el resultado que buscamos. De este modo, sabemos que el volumen de la caja es= 22 x 32 x 36= 25.344 cm³.
  • Una tabla de conversión de las diferentes unidades de volumen nos puede resultar muy útil. El litro suele ser la medida de uso más habitual. Sabemos que 1000 cm³ equivalen a un litro. Así, dividiremos entre 1000, con lo que ya podemos decir que nuestra caja tiene un volumen de 25,344 litros.

Hemos visto como una sencilla operación nos va a permitir calcular qué tamaño de caja necesitamos para guardar nuestro contenido, qué espacio nos va a ocupar en el almacén o cuánto nos va a costar enviarla.

Recuerda que si tienes dudas sobre qué dimensiones de cajas de cartón pueden ser las más adecuadas para ti, en ratioform estaremos encantados de poder ayudarte.

La importancia del volumen de nuestras cajas en logística

Es importante destacar que en caso de transporte y envío de nuestras cajas, su volumen determina, junto a su peso, el coste final que van a aplicar al servicio. Cada empresa tiene su propia tarifa, puesto que el espacio que ocupa un bulto es tan importante o más que su peso e incide en el tiempo, las tasas y el combustible que se van a emplear.

No es lo mismo enviar un paquete en transporte terrestre que por vía aérea, por poner un ejemplo. Como tampoco es igual enviar una lámpara de pie que ocupa un volumen elevado respecto a su peso total que un material compacto de alta densidad y peso, por ejemplo. El volumen es un dato imprescindible a la hora de preparar los envíos y vigilar costes. Por eso te recomendaremos unos puntos interesantes:

  • Asegúrate siempre de elegir las cajas con las dimensiones correctas para tus envíos. Evitarás pagar de más.
  • Ten en cuenta que existen cajas con altura modificable que permiten ajustarse eficazmente al contenido de forma muy versátil. Reducir al máximo el volumen de nuestras cajas nos permitirá ahorrar siempre.
  • El peso volumétrico en el transporte requiere de un cálculo más complicado que aplican las compañías del sector y determinan los costes finales de los envíos en cada tipo de medio utilizado: tierra, mar o aire. Consulta siempre varios presupuestos para elegir el que mejor se adapte a tus necesidades.

El cálculo del volumen de nuestras cajas nos permite obtener una idea clara, de forma muy sencilla, sobre qué cantidad de espacio van a ocupar nuestras mercancías tanto en almacén como durante el transporte.

Conocer qué volumen ocupa nuestro embalaje, nos ayuda a controlar el producto que manejamos en todas las fases de la logística y poder manejar más eficientemente los presupuestos.

Schreibe einen Kommentar

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht.